78
   
   

AUXILIAR DE ENFERMERIA

Nuestros Auxiliares de Enfermería a domicilio y centros sanitarios, titulados, con amplia experiencia y muy buenas referencias, realizan cuidados de enfermería a pacientes en la ciudad de Madrid y también alrededores, tanto en sus domicilios como en los hospitales y las residencias en los que se encuentren ingresados. En todo momento, se trata de personal sanitario, que vive de primera mano y con gran empatía la enfermedad o dolencia de la persona a la que cuidan, ofreciéndole un servicio muy completo que abarca el aseo, los cambios posturales, la ayuda en sus necesidades fisiológicas, el control de su medicación y sus constantes vitales (temperatura, tensión, respiración y glucemia), la alimentación en función de la dieta a seguir (si es diabético, padece colesterol o alguna alergia alimentaria), la estimulación física y cognitiva mediante ejercicios que fomentan su autonomía, así como el acompañamiento a pruebas médicas, salidas de ocio y viajes.   

En Alivia, disponemos de personal sanitario que también ayuda en el mantenimiento diario del hogar atendiendo y acondicionando para el paciente los espacios de uso habitual, como suelen ser el dormitorio, el baño, la cocina y el salón, pero en ningún caso se trata de personal de limpieza ni de personal interno destinado a esta tarea. Nos parece importante aclarar este detalle con el fin de evitar confusiones posteriores, ya que nuestros servicios se centran en ofrecer una atención sanitaria seria, profesional y personalizada en función de las necesidades de cada paciente. También disponemos de un servicio de Enfermeras DUE.
 
Nuestros auxiliares de enfermería en Madrid centran su tiempo con dedicación a las necesidades de la persona a la que cuidan, favoreciendo su bienestar tanto físico, como mental y social, tres aspectos fundamentales a tener en cuenta para ofrecerle una atención completa. Todo ello con gran respeto y empatía hacia el paciente y, como es lógico y necesario, hacia sus familiares, ofreciendo también para ellos servicio de apoyo, ya que en la mayoría de ocasiones se ven desbordados ante la asistencia especializada que requiere tener en casa para su recuperación a un paciente al que dan el alta tras una operación de cadera o vértebras, al que padece una enfermedad como Párkinson o Alzhéimer y al que necesita una atención especial en los últimos meses de su vida con cuidados paliativos, por poner algunos ejemplos.