¿COMO HACER FELICES A NUESTROS MAYORES?

 

La vida tiene otro color cuando nuestra actitud es optimista. Hacer feliz a otra persona es un motivo muy grande para sentirnos satisfechos, sobre todo cuando se trata de una persona mayor y cuando compartimos, aumentamos y contagiamos nuestra felicidad mostrándonos amables y atentos con ellos. Los pequeños gestos son los que más dicen, y hoy repasamos algunos de ellos.

1.      Adopta una actitud positiva. Cuando nosotros nos mostramos alegres alrededor de los demás, esta felicidad se contagia. Las palabras que utilizamos alrededor de las personas mayores siempre deben ser buenas, pues la mentalidad optimista ayuda más a una persona mayor a ser feliz que su condición física, según ha comprobado una investigación realizada por el Sam and Rose Stain Institute for Research on Aging (SIRA), de la Universidad de California en San Diego.

2.      Recuérdale los buenos momentos. Las personas son felices cuando tienen más recuerdos positivos que negativos, o cuando sus pensamientos se dirigen a los acontecimientos optimistas y se alejan de los sucesos que les entristecen.

3.      Escúchale. A todos nos hace feliz tener a una persona a quien poder contar las penas y las alegrías. Cada vez que quiera contarte sobre la familia de su mejor amigo o sobre lo que sucedió ayer en el episodio de su telenovela favorita, préstale toda tu atención.

4.      Ayúdale en la casa. Si echas una mano en la limpieza de su casa o en la preparación de la cena de Navidad no sólo estarás reduciendo sus responsabilidades sino que también le estarás demostrando cómo de importante es para ti esa persona.

5.      Visítale mucho. A las personas mayores les encanta estar acompañados. La familia es muy importante, y sentirse queridos y cuidados es probablemente lo que más felicidad les garantice.

6.      Si no puedes verle, llama. Muchos nietos viven lejos de sus abuelos y no pueden visitarles tantas veces como desearían. En estos casos no hay nada mejor que una sencilla llamada.

 

7.      Preocúpate por su salud. En la tercera edad es normal ser más débil y vulnerable a determinadas enfermedades o incluso a las caídas. Las visitas al médico son esenciales, así como también tomar los medicamentos cuando sean necesarios. Si una persona mayor nota nuestro interés por su salud, tendrá más motivos para cuidarse. Asimismo se sentirá mas querida/o porque sabe que se preocupan por ella/el. El tener el pastillero controlado es sumamente importante.  O un esquema en un folio escrito en un lugar visible. Hay personas mayores que toman mucha medicación incluso las dosis no son las mismas y van cambiando. Si notas que se olvida tomarse la medicación es hora que te plantees que deben tener a alguien que se los recuerde. Si notas que esta reacio a tomarse las pastillas, es bueno dárselas en el yogurt o en algún postre que mas le gusta, lo importante es cuidar su salud.

 

Otros Tips para mantenerlos felices en esta etapa de sus vidas

Qué es envejecer sino parte del proceso de crecer. Lo que vivimos, aprendemos y experimentamos con las lecciones en el paso del tiempo, seguramente nos van marcando en la vejez. Las cosas buenas de la vida por supuesto que nos benefician, pero las malas son las que pueden llegar a afectarnos la personalidad y crearnos una carga emocional muy difícil de deshacerse en muchos casos.
Estas malas experiencias pueden dejar en nuestros mayores una vida oscura y aburrida, con pérdida del entusiasmo y cansados de vivir. Son abuelos que siempre están serios y no alcanzan a apreciar las cosas divertidas que la vida les puede ofrecer en cada momento.
 Alivia te propone una serie de consejos para hacer la vida de nuestros mayores un poco mejor y más llevadera.

¡La vida es muy corta para estar tristes!

Divertirse y disfrutar de las cosas más pequeñas, puede hacer que los sentimientos de pérdida, dolor y de derrota valgan la pena. Como somos los hijos, y en muchos casos los nietos, quienes debemos velar para que nuestros mayores pasen la última etapa de sus vidas plenamente, no debemos dejar pasar estas cosas y tratar de cualquier forma que nuestros mayores sean felices.

  • Un baile o cantar una canción de su pueblo o de su época vivida
  • Un paseo a las fiestas del pueblo.. Siempre habrá alguna actividad fuera de casa
  • Una visita al Cine o al Teatro
  • Un día de comida familiar en una terraza
  • Una tarde de jugar a las cartas o al mus
  • Una visita a la peluquería para ponerlos guapos/as
  • Una tarde haciendo alguna manualidad o ganchillo


 1.- Personas Libres

Enseñar a nuestros mayores a que no les importe lo que los demás digan de ellos es fundamental. Es común ver a nuestros padres como mayores o abuelos. Enseñar a ser libres a nuestros mayores es una de las mejores cosas que podemos hacer por ellos, a que se sientan bien tengan la edad que tengan y a aprender a disfrutar de los pequeños momentos que nos da la vida.

 2.- Reír es el mejor remedio para el estrés.

Encontrarles situaciones risueñas, reír con ellos o leer cosas divertidas libera no sólo los músculos de la cara sino que saca el estrés de la cabeza y del cuerpo.

3.- Aceptar el cambio

Cuando crecemos naturalmente se nos nota, pero eso es parte del proceso de la vida, por ello no hay que pelear en contra de los cambios, hay que aceptarlos y aprender a convivir con ellos. Cuando se den los momentos hay que hablar con nuestros mayores para ayudarles a ver ésto.
Que no se preocupen ni del pasado ni del futuro. Se trata de vivir la vida con las mínimas preocupaciones, para ello estaremos nosotros, los hijos, tratando de que pasen lo mejor que puedan esta etapa de su vida, ya sea viviendo con nosotros en nuestra casa o en sus casas con ayuda profesional

4.- las cosas pequeñas es lo que importa

Caminar en el parque, hacer un pic-nic, o simplemente sentarnos a conversar con personas cercanas a nosotros puede hacer la diferencia entre ver a nuestros mayores relajados y felices. Tenemos que ayudarlos a regresar a lo básico y lo que realmente les hace felices sin el estrés del consumo y las cosas complicadas de la vida.

 ¿Y de ejercicios para mayores, cómo andamos?

Recientes estudios sobre el envejecimiento concluyen que hacerse mayor no significa perder la fuerza y mucho menos la capacidad para realizar tareas cotidianas o cosas que devienen en placer.
Todo lo contrario, una vida sin actividades conduce o puede conducir, a la pérdida de fortalezas y habilidades y por supuesto junto a ello detrimento en la salud.
A raíz de estos estudios se han seleccionado los mejores ejercicios y actividades físicas que un adulto mayor puede realizar con regularidad, para obtener excelentes resultados en su salud general.
Mantener el hábito de estos ejercicios, aseguran, previene y retrasa una variedad de incapacidad y enfermedades asociadas con el envejecimiento.

¿Cuáles son los ejercicios recomendados y estudiados para ellos?

• Las actividades de resistencia aumentan el ritmo cardíaco y la respiración. Estos ejercicios mejoran la salud del corazón, los pulmones y el sistema circulatorio, y se ha demostrado que pueden ayudar a prevenir o retrasar enfermedades.
• Los ejercicios de fortalecimiento hacen que las personas adultas mayores obtengan la fuerza suficiente para hacer cosas que necesiten o gusten.
• Los ejercicios de equilibrio ayudan a prevenir caídas; una causa frecuente de incapacidades.
• Los ejercicios de estiramiento ayudan a conservar el cuerpo fuerte y flexible.
• Siempre es recomendable, aconsejan los expertos, que un instructor-geriátrico sea quien determine cuánto ejercicio es ideal para cada persona.

Estos estudios afirman que las actividades físicas diarias logran algunos de los mismos resultados que se obtienen con los ejercicios. Se analizaron y experimentaron estos ejercicios en personas mayores de 80 años o más, que dejaron sus andadores y lo cambiaron por bastones en aproximadamente 10 semanas, logrando recuperar su fuerza con una rutina de sencillos ejercicios.
Ya lo ves, como personas adultas que somos, no solamente debemos preocuparnos por el cuidado de nuestros hijos, sino que corresponde también cuidar de nuestros mayores. Alivia espera que estos breves consejos sean importantes para que ayudes a tus mayores a tener una vida plena, ya sea llevándolos a cabo tú mismo o teniendo un apoyo, por nuestra parte estaremos cuando lo necesites, nuestro servicio es de 24 horas todos los días del año.

 De una forma u otra, nuestros mayores también necesitan de nuestro cuidado y atención, recuerda que como dijimos, el proceso de envejecer es para todos y alguna vez nos tocará a nosotros.

Gracias por leernos.

Equipo de Alivia

UA-109339884-1